Islam versus Yihad

En esta ocasión nos centraremos en el Islam y cómo afectan algunos de sus dogmas a la sociedad no islámica.

Pertinencia-Doctrinal-Islam
Creciente y estrella

Comenzaremos haciendo un breve resumen de esta pertinencia doctrinal, una religión monoteísta que se basa en el libro del Corán. Sus fieles (los musulmanes) creen en Alá (Dios) y en el profeta Mahoma como su mensajero y son alrededor de 2.000 por todo el mundo que adoran exclusivamente a Alá.

Pilares de la religión Islámica

Los cinco pilares de su fe son la aceptación del principio básico de que existe un solo dios, la oración, el azaque (la ayuda a los necesitados), el ayuno en el mes del ramadán y la peregrinación al menos una vez en la vida a La Meca (ciudad de nacimiento de Mahoma, lugar sagrado para el islam).

La persona encargada de dirigir la oración colectiva en el islam se conoce como imán. Aunque se suele comparar al imán con los sacerdotes católicos o los rabinos judíos, lo cierto es que cualquier musulmán que conozca a la perfección los rezos puede asumir este rol.

Los dogmas islámicos vistos desde la sociedad occidental

Alá ordenó a sus fieles que respetaran una cierta indumentaria descrita en el Corán, según las palabras de Mahoma. En principio, se establece qué prendas se permite usar y cuáles no, además de una serie de recomendaciones. Algunos territorios ajenos al Islam no ven con buenos ojos el uso de ciertas prendas femeninas en sus comunidades, tales como el velo o el burka. En España, el Ayuntamiento de Reus quiso prohibirlos mediante ordenanzas de civismo y convivencia, pero finalmente el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha suspendido cautelarmente dicha prohibición. Si quieres conocer más sobre este caso puedes visitar el siguiente enlace.

La Yihad

Otro término importante del islam es la Yihad (“lucha”), a veces traducido como “guerra santa”. Este concepto es entendido de diversas formas, según la visión de cada grupo musulmán, y está vinculado al enfrentamiento contra aquellos que se oponen a la voluntad de Alá. En este sentido no podemos dejar de lado un tema que ha estado en boca de muchos en los últimos meses tras el ataque acontecido en Francia el pasado 7 de enero al semanario Charlie Hebdo. Se han registrado en todo el mundo expresiones contra la doctrina religiosa islámica y en varias ciudades francesas se registraron además ataques a mezquitas y a musulmanes.

Pero este punto precisamente, más que parte de la doctrina islámica es una interpretación de ella que hacen ciertos grupos que profesan esta religión. Esto también ha sucedido con otras creencias. La interpretación de la religión ha llevado a muchos fanáticos religiosos a cometer excesos en nombre de Dios a lo largo de la historia. Por ello, no podemos decir que el ataque a Charlie Hebdo sea producto de la doctrina islámica en sí misma, el problema es cómo ciertos grupos hacen una mala interpretación de la religión y justifican sus actos terroristas por la fe.

Atacar la doctrina islámica por lo sucedido en Francia con Charlie Hebdo, es también un acto de intolerancia y debe ser rechazado por la sociedad.

También te puede interesar nuestro post sobre las religiones del mundo.